Claves para el estudio de la Palabra

Palabra clave: En Cristo – Completos / Versículo clave: 2:10.

Esta carta muestra a los santos, completos en Cristo Jesús, y sus privilegios y posición, sus derechos y riquezas, en él. Primero, es afirmada la divinidad de Cristo como la imagen de Dios; luego, su dignidad como Cabeza del cuerpo y su identidad con la iglesia y, por tanto, la consiguiente dignidad de la iglesia y la identidad con él y en él, con el Padre. La preeminencia es de él, la verdadera plenitud de la existencia, de la cual participan, en él, todos los santos.

Colosas era una ciudad de Frigia, cercana a Laodicea. La iglesia no había sido fundada por Pablo, ni visitada por él. Epafras, un colosense, relató la condición de la iglesia a Pablo, durante su primer encarcelamiento en Roma, y éste  escribió a los colosenses en el año 63 de nuestra era.

Esta epístola es la compañera de Efesios. En ambas, el tema son los santos en Cristo Jesús. En Efesios, ellos son vistos “en él”; en Colosenses, “completos en él”. En una y en otra, son tratados los mismos temas sublimes: el misterio de Dios, la soberanía de Cristo, el viejo y el nuevo hombre.

Esta epístola es marcada por su Cristología. Su estilo es polémico, combatiendo el misticismo semi-judaico, un falso ascetismo, el gnosticismo, el culto a los ángeles y la sabiduría engañosa. Había una antigua controversia acerca de la plenitud de la existencia y la fuente de todas las otras vidas. Aquí se demuestra que esta plenitud es preeminentemente de Cristo y, en él, es también de todos los santos, como miembros del cuerpo del cual él es la Cabeza. Esto implica plenitud de conocimiento (1:9), de vida, de posición y estado espiritual, de resurrección y de gloria.

Divisiones

1:1-12. Salutación y oración.
1:13-2:5. La doctrina de la epístola: Los santos en Cristo.
2:6-4:6. Exhortaciones prácticas basadas en la enseñanza doctrinal.
4:7-18. Saludos finales.