"Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas" (Mat. 10:27).

Últimas Noticias

Entrenamiento Bíblico para Jóvenes

Romanos: La gloria del evangelio de Pablo Santiago de Chile, 19–21 Abril 2019 Los cuatro rostros del Salvador Santiago de Chile, 30 de Marzo – 1 Abril 2018 Una visión panorámica del Antiguo Testamento: de Josué a Malaquías Relator: Romeu Bornelli (Brasil) – Traductor: Cristian Rojas (Chile) Santiago de Chile, Abril 2017 La mente de Dios en el […]

Retiros de iglesias en Chile

Rucacura / El Trébol 2019 «El evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo» Bienaventurados los que lloran (César Albino) Un triple descenso a la gloria (Rubén Chacón) El evangelio en tiempos peligrosos II (Alexis Vera) La Ley y el evangelio (Roberto Sáez) Siervos del Evangelio (Álvaro Astete) Sembrando con lágrimas (Gonzalo Sepúlveda) Pregonando buenas nuevas (Cristian Rojas) El […]

Enlaces

Últimos Mensajes

Aceptando el examen de Dios

La despedida de Samuel, el gran siervo de Dios, tiene una nota de satisfacción. Esto, porque puede exhibir ante su pueblo una vida impecable, sin reprensiones: «Aquí estoy; atestiguad contra mí delante de Jehová», dice confiadamente (1 Sam. 12:3). Luego, confronta al pueblo con su propia justicia, diciendo: «Atestiguad … si he tomado el buey de alguno, […]

«Acuérdate de Jesucristo…»

Cuando Pablo estaba cerca de su partida, escribe su última carta dirigida a Timoteo, su compañero de milicias. Él veía tanto que su partida estaba próxima, como también la decadencia en la iglesia en Éfeso, donde estaba Timoteo. Hay una expresión que queremos destacar en esta carta, cuando Pablo dice: «Acuérdate de Jesucristo» (2 Tim. 2:8). […]

El que es desde el principio

Juan en su primera carta, en el versículo 2:13, habla de la vida cristiana en tres etapas: hijitos, jóvenes y padres. Los hijitos son los bebés en Cristo, aquellos que recién han nacido de nuevo. Como hijitos, difícilmente vemos a Cristo como una realidad en nosotros. Creemos que él nos salvó y que ahora vive […]