Madurez y unidad

La iglesia hoy, tiene al menos dos grandes problemas, de los  cuales se derivan dos grandes necesidades. Lance Lambert identifica muy bien uno de ellos al decir: “La tragedia de la iglesia hoy es que hay muchos bebés y niños, pero pocos hijos maduros.” De aquí surge la necesidad de madurez. El segundo lo identifica certeramente Christian Chen al comparar la iglesia en la actualidad con la situación de los judíos después de la caída de Jerusalén: su dispersión.

He aquí el resumen: Una iglesia compuesta de niños inmaduros y desunidos. La iglesia dividida en multitud de fragmentos inconexos. ¿Un panorama triste? Sí, evidentemente; pero no desesperanzador. Porque aunque éste sea su estado actual, no será su final, porque “Dios la ayudará al clarear la mañana”. Y esa mañana está llegando.

La solución está claramente enunciada en la Palabra: “Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Ef. 4:15). Aquí está implícita la madurez (el crecimiento), y la unidad, porque el cuerpo tiene una sola cabeza. Cuando todo el cuerpo toma de la misma Cabeza, crece en unidad. Así que, en definitiva, la respuesta a toda nuestra necesidad –sea de crecimiento, sea de unidad– es Cristo.

No dudamos que el Señor logrará su propósito final: tener una iglesia madura y unida. Una iglesia gloriosa, sin mancha y sin arruga. Hoy, Él la está lavando y la está hermoseando. Él la está reuniendo. Nos llenamos de esperanza al contemplar la obra que Dios está realizando en este día.

Permita el Señor que los mensajes de esta revista contribuyan aunque sea mínimamente a ese maravilloso propósito.

ENFOQUE DE ACTUALIDAD
Los diques caen
Hasta hace poco, la homosexualidad era objeto de sanción social y de impugnación por parte de la iglesia.

MIRANDO AL FUTURO
La última etapa de la obra de Dios (3)
Las profecías de nuestro Señor tocante a Israel tienen directa relación con el futuro de la iglesia.
Christian Chen

TEMA DE PORTADA
La filiación divina
El propósito de Dios no es que seamos niños, sino que alcancemos la “huiotesía” – la filiación.
Rodrigo Abarca
Creciendo de niños a hijos
Cuatro factores que inciden en el paso de niños a hijos maduros.
Lance Lambert
Como la luz de la aurora
Etapas del caminar cristiano a la luz de Romanos.
Gonzalo Sepúlveda
Revelación y comunión
Dos experiencias fundamentales para la vida cristiana victoriosa.
Rubén Chacón
Cuatro objetivos divinos
Cuatro grandes objetivos de Dios y cuatro líneas de acción para los creyentes.
Cristian Romo

LEGADO
A mitad de camino
En el comienzo de la vida cristiana todos desean agradar a Dios, pero ¿por qué hay tantos que no lo logran?
Watchman Nee
Ríos que fluyen despacio
Cómo ayudar a un cristiano “objetivo” a conocer más profundamente al Señor.
Madame Guyon
El segundo ofrecimiento
¿Por qué el cristiano no recibe de una vez toda la salvación de Dios?
Charles G. Trumbull
La tragedia de la tarea inconclusa
Una vista panorámica del libro de Jueces, y su aplicación en una época desalentadora.
T. Austin-Sparks

BIBLIA
Desde el griego
“Koinonía”
Rubén Chacón
Los números en la Biblia
14+14+14 en Mateo 1
Christian Chen

ESPIGANDO EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA
El camino hacia la verdadera belleza
Semblanza de Madame Guyon, una dama de sociedad que llega a ser un vaso de honra para Dios.

REPORTAJES
Un hombre de otro mundo
La historia del hermano Yun.

FAMILIA
¿Dónde estás tú?
La responsabilidad del marido hacia Cristo y hacia su esposa.
Marcelo Díaz
La oración de una madre
¿Cuánto puede hacer la oración de una madre a favor de sus hijos?

APOLOGÉTICA
¿Es posible que haya vida en otra parte?
Algunas consideraciones bíblicas respecto de nuestro papel en el cosmos.
Vernon Grounds

BOCADILLOS DE LA MESA DEL REY
No toquéis las palomas

SECCIONES FIJAS
Mártires ayer y hoy
Maravillas de Dios
Parábolas
Anecdotario
Perfiles
Para meditar
Citas escogidas

POEMA
Crecer en el Señor
Claudio Ramírez

PÁGINA DEL LECTOR
Cartas