Levantándose para servir

Una de las necesidades más urgentes en medio de la iglesia es la de que todos los hijos de Dios se levanten para servir. Demasiado tiempo oyendo sermones ha dejado en los hijos de Dios un saldo de conocimiento, que no siempre ha ido acompañado de las obras que él demanda.

Cuando el Señor se levantó de la cena y tomó la toalla para lavar los pies de los discípulos, estaba dando una lección práctica de la actitud de un verdadero siervo. La acción de ‘levantarse’ implica dejar la posición de reposo en que se come, para servir a los demás. En un cierto sentido, nosotros siempre estamos sentados (en los lugares celestiales en Cristo), pero en cuanto al servicio cristiano la posición es la de descender hasta los pies de los santos.

Conscientes de esta carencia que hay en medio del pueblo de Dios, hemos dedicado por segunda vez una edición de “Aguas Vivas” a este importante asunto. Esperamos que la palabra aquí expuesta abra los ojos de muchos y aclare las dudas del corazón para que se cumpla el deseo de Dios, de que cada hijo suyo sea un obrero en su viña.

Además, en este número compartimos con usted el segundo de los mensajes proféticos que impartió el hermano Christian Chen en Ranchillo (Chile), y ponemos a vuestra disposición una semblanza y testimonio del amado siervo de Dios Andrew Murray, tan usado por Dios en el siglo XIX.  Esperamos que éstas y otras lecturas que hemos incorporado a este número, sean de bendición para el pueblo de Dios, a quien deseamos servir, como una expresión de amor hacia Aquel que nos amó tanto.

ENFOQUE DE ACTUALIDAD
Un nuevo mesías nuevaerista
“Matrix”, el film de moda hoy en el mundo, muestra –y a la vez esconde– una nueva versión del mesías nuevaerista.

MIRANDO AL FUTURO
La última etapa de la obra de Dios (2)
Las profecías de nuestro Señor tocante a Israel tienen directa relación con el futuro de la iglesia.
Christian Chen

TEMA DE PORTADA
La obra de Dios
Antes de buscar nuevos métodos, es preciso conocer la naturaleza y contenido de la obra de Dios.
Roberto Sáez
El servicio es algo espiritual
El peligro de introducir modelos seculares de administración y servicio en la obra de Dios.
Rodrigo Abarca
Todos pueden servir
En Efesios 4 el apóstol Pablo enuncia dos esferas de servicio para todos los hijos de Dios.
Rubén Chacón
El Siervo por excelencia
El Señor Jesús como es mostrado en el evangelio de Marcos.
Eliseo Apablaza
Si alguno me sirve…
El verdadero servicio a Dios procede de uno que ha sido quitado de en medio para que sólo se vea Cristo.
Gonzalo Sepúlveda
La carga de Dios en sus siervos
La verdadera carga de Dios se expresa en un genuino servicio  a los santos.
César Albino

LEGADO
He aquí mi Siervo
Un triple mensaje acerca del Siervo de Dios – para los siervos.
F.B. Meyer
El servicio cristiano desde el punto de vista de Dios
El verdadero ministerio cristiano es aquel que contribuye a la plenitud de Cristo.
T. Austin-Sparks
La iniquidad de nuestro ministerio
A menos que nuestro ministerio proceda de la vida de resurrección no será aceptable a Dios.
Watchman Nee
La leyenda del bambú
Una hermosa parábola acerca de la obra de la cruz y la fructificación.
B.E. Newcombe
Comunión diaria con Dios
Una guía práctica para el ejercicio de la comunión con Dios.
Andrew Murray

BIBLIA
Desde el griego
“Katartismós”.
Rubén Chacón
Los números en la Biblia
El 3 y el 7 en Génesis 1.
Christian Chen

ESPIGANDO EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA
Una pluma inspirada
Semblanza y testimonio de Andrew Murray, cuya vasta obra es una continua fuente de inspiración para cristianos de todas las épocas.

FAMILIA
La madre al servicio de Dios
Los legítimos afectos de una madre por sus hijos pueden entrar en pugna con la voluntad de Dios.
Marcelo Díaz

APOLOGÉTICA
La longevidad patriarcal antediluviana y su disminución después del diluvio
La disminución de la longevidad está relacionada con dos grandes cataclismos.
Santiago Escuain

BOCADILLOS DE LA MESA DEL REY
Lo que pides, recibes

SECCIONES FIJAS
Mártires ayer y hoy
Maravillas de Dios
Parábolas
Anecdotario
Perfiles
Citas escogidas

POEMA
Perfeccionados para servir
Claudio Ramírez

PÁGINA DEL LECTOR
Cartas